Difusión del conocimiento de las ciencias médicas

31/01/2022

Lipoproteina (a)- Enfermedad cardiovascular

Por Redacción DOCMED.

. Lectura de 4 minutos

Una investigación sugiere que los altos niveles de esta proteína (que transporta grasas y colesterol) aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Los lípidos viajan en sangre en diferentes partículas que contienen lípidos y proteínas llamadas lipoproteínas.

Hay cuatro clases de lipoproteínas en sangre: quilomicrones , VLDL, LDL y HDL.

  1. Los quilomicrones transportan triglicéridos (TAG) a tejidos vitales (corazón, musculo esquelético y tejido adiposo).
  2. El hígado secreta VLDL que redistribuye TAG al tejido adiposo, corazón y músculo esquelético.
  3. LDL transporta colesterol hacia las células.
  4. HDL remueve colesterol de las células de vuelta al hígado, es una lipoproteína anti – aterogénica .

Las lipoproteínas ricas en TAG y sus remanentes, son aterogénicas y están asociadas con otros factores lipídicos de riesgo (partículas de LDL pequeñas y densas y bajo HDL). LDL y Lp(a) son partículas aterogénicas.

Los lípidos plasmáticos consisten en triglicéridos (TAG), fosfolípidos, colesterol y una pequeña fracción de ácidos grasos de cadena larga no esterificados.

Dado que los lípidos son insolubles en agua se transportan en el plasma asociados a proteínas anfipáticas , conocidas como apolipoproteínas , creando una partícula llamada lipoproteína.

La cantidad de lipoproteína (a) que produce una persona, está en gran medida bloqueada por la genética, y el nivel se mantiene relativamente estable durante toda la vida.

Eso contrasta con el colesterol LDL “malo” (lipoproteína de baja densidad) que cambia según la dieta y el ejercicio.

Debido a que la lipoproteína (a) está determinada genéticamente, “las personas que tienen niveles altos, la tienen así desde su nacimiento, exponiéndolas a  contraer enfermedades cardíacas a temprana edad”, dice Erin Michos, cardióloga preventiva de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins .

Una nueva terapia que se dirige específicamente a los niveles de lipoproteína (a) está en el horizonte.

Mediante un ensayo clínico, el medicamento que bloquea la capacidad del cuerpo para producir la proteína, redujo los niveles de lipoproteína (a) hasta en un 80 por ciento , informaron los investigadores en el  New England Journal of Medicine. El ensayo también encontró que el medicamento es seguro.

Se está realizando otro ensayo clínico para determinar si la disminución drástica de los niveles de lipoproteína (a) en personas que ya tienen enfermedad cardiovascular disminuye su riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

La lipoproteína (a) está compuesta de una partícula de LDL más una proteína llamada apolipoproteína (a).

La relación entre el colesterol LDL y el riesgo de enfermedad cardiovascular está bien establecida: cuando hay demasiado colesterol LDL en la sangre, puede penetrar en las paredes de las arterias, provocando una respuesta inmune inflamatoria que conduce a paredes engrosadas y arterias estrechas.

Hay personas que tienen niveles de colesterol LDL muy bien controlados pero igualmente  sufren ataques cardíacos, lo que ha generado un enorme interés en la lipoproteína (a) y su posible papel en la progresión de la enfermedad cardíaca.

El componente LDL es parte de la razón por la cual el riesgo de enfermedad cardiovascular es mayor con niveles elevados de lipoproteína (a).

El componente de apolipoproteína (a) aumenta el riesgo. Esta proteína parece provocar una reacción inflamatoria más fuerte que la LDL, acelerando el desarrollo de la placa en las paredes arteriales.

Para apuntar directamente a la producción de lipoproteína (a), los investigadores probaron un medicamento llamado APO (a) -L Rx, desarrollado por Ionis Pharmaceuticals en Carlsbad, California, en un ensayo clínico de fase II diseñado para determinar la efectividad y la mejor dosis del tratamiento

El medicamento bloquea el ARN mensajero que proporciona instrucciones genéticas para producir la proteína.

Los investigadores probaron diferentes dosis de drogas en 286 pacientes con enfermedad cardiovascular cuyos niveles de lipoproteína (a) fueron de al menos 60 miligramos por decilitro de sangre.

Los datos epidemiológicos sugieren que las personas con niveles de lipoproteína (a) entre 50 y 100 mg / dL tienen un aumento modesto en el riesgo de problemas cardiovasculares.

Aquellos con niveles superiores a 100 mg / dL tienen un alto riesgo. Se estima que alrededor del 20 por ciento de la población tiene niveles de lipoproteína (a) superiores a 50 mg / dL.

Con la dosis más alta del medicamento, inyectada semanalmente durante seis meses, los niveles de lipoproteína (a) de los participantes del ensayo disminuyeron en un promedio del 80 por ciento al final del experimento.

Para determinar si el medicamento es efectivo para reducir el riesgo de ataque cardíaco y y el accidente cerebrovascular, un ensayo clínico de fase III, realizado por Novartis Pharmaceuticals de Basilea, Suiza, ha comenzado a reclutar participantes.

Los investigadores probarán el medicamento o un placebo durante aproximadamente cuatro años en más de 7.500 personas con enfermedad cardiovascular y niveles de lipoproteína (a) de 70 mg / dL o más.

Si esa prueba es exitosa, se necesitará más investigación para ver si el medicamento también ayuda a las personas con altos niveles de lipoproteína (a) a evitar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

En un futuro no muy lejano los análisis de sangre de rutina podrían incluir una nueva línea: lipoproteína (a).

Fuentes:

*The New England Journal of Medicine https://www.nejm.org/ *Alcanzando el conocimiento: https://alcanzandoelconocimiento.com/un-nuevo-medicamento-reduce-los-niveles-de-una-proteina-relacionada-con-el-colesterol-malo/ *Scielo: https://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-00152014000200010

Artículos destacados