Difusión del conocimiento de las ciencias médicas

15/11/2022

Lactancia Materna lV -¨ Etapas de la leche humana ¨

Por Dra. Alicia Parra

. Lectura de 4 minutos

El famoso pediatra Paul Gyorgy dijo: «La leche de vaca es la mejor para los terneros y la leche humana es la mejor para los bebés humanos».

La lactancia en el humano tiene diferentes etapas y cada una varía en relación a volumen, duración y composición.

ETAPAS DE LA LECHE HUMANA.
  1. Calostro: de quien ya hicimos referencia en forma independiente. Se caracteriza por su color amarillento dado por la presencia de beta-carotenos.

Tiene una densidad alta (1040-1060) que lo hace espeso. Aumenta su volumen en forma progresiva hasta 100 ml al día en el transcurso de los primeros tres días y está en relación directa con la intensidad y frecuencia del estímulo de succión.

Esta cantidad es suficiente para satisfacer las necesidades del recién nacido. El calostro tiene el 87% de agua; 2.9g/100 mi. de grasa; 5.5g/100ml de lactosa y 2.3g/ 100 mi. de proteínas proporcionando 58 Kcal/100 mi.

Se destaca en el calostro la concentración de Ig.A y lactoferrina que, junto a la gran cantidad de linfocitos y macrófagos le confieren la condición protectora para el recién nacido.

 La concentración de sodio es de 48mg/ lOOml, al día y su pH de 7.45 favorece el vaciamiento gástrico.

  1. Leche de transición: Se produce entre el cuarto y el décimo día postparto.

En relación al calostro, esta leche presenta un aumento del contenido de lactosa, grasas, calorías y vitaminas hidrosoíubles y disminuye en proteínas, inmunoglobulinas y vitaminas liposolubles. Su volumen es de 400 a 600 ml/día.

  1. Leche madura: Se produce a partir del décimo día. con un volumen promedio diario de 700 a 800 mi.

 Sus principales componentes son:

Agua: Representa aproximadamente el 88 a 90% y está en relación directa con el estado de hidratación. Si la mujer lactante disminuye su ingesta, el organismo conserva líquidos a través de la disminución de pérdidas insensibles y orina para mantener la producción.

 Carbohidratos: 7.3 gramos/100 mi del total de componentes de la leche. El principal azúcar es la lactosa, con un valor osmótico fundamental para mantener la densidad de la leche a través del agua.

Además existen más de 50 oligosacáridos que constituyen el 1.2% de la leche entre los que se encuentran: glucosa, galactosa y otros.

Todos estos carbohidratos y glucoproteínas poseen un efecto benéfico para el desarrollo del lactobacilus bifidus.

Lípidos: Varía de 3 a 4 gramos/100 mi de los constituyentes de la leche.

Es el componente con mayores variaciones de su concentración durante la lactancia. Las variaciones se presentan al inicio y al final de la tetada, en la mañana y en la noche. Proporciona el 30 a 55% de kilocalorías. El mayor componente son los triglicéridos pero también contiene fosfolípidos y colesterol.

 Recientes estudios han demostrado la presencia de dos ácidos grasos poliinsaturados, el ácido linoléico y el decosahexanóico, con un efecto primordial en el desarrollo del sistema nervioso central.

Proteínas: 1 g/100 mi., constituyen el 0.9% de la leche, e! mayor porcentaje corresponde a caseína (40%) y el 60% restante a proteínas del suero: lisozima, lactoalbúmina, lactoferrina que contribuye a la absorción de hierro en el intestino del niño y lo fija, evitando que sea usado por las bacterias.

Como parte del Nitrógeno no proteico se encuentran aminoácidos libres, entre ellos la ¨taurina¨ potente neurotransmísor, que el recién nacido no es capaz de sintetizar.

 Es de destacar la presencia de inmunoglobulinas. IgA, IgG, IgM. La principal es la IgA secretora cuya función consiste en proteger las mucosas del recién nacido y es producida por el denominado ¨ciclo enteromamario¨; encontrándose en muy altas concentraciones en el calostro.

Vitaminas: La leche humana contiene todas las vitaminas. Existen variaciones en las vitaminas hidrosolubles, y dependen de la dieta de la madre.

Dado que su concentración de Vitamina K es baja, a todo recién nacido se le debe aplicar una dosis de prevención por vía intramuscular al nacer.

Minerales y elementos traza: Las cantidades que se encuentran son suficientes para las necesidades del lactante, no influyendo la dieta de la madre en las concentraciones del hierro y calcio.

Hierro: La leche humana contiene cantidades pequeñas, en relación al hierro contenido en la leche de vaca, pero la absorción de éste es mayor, evitando el desarrollo de anemia en los lactantes (absorción de 48% a partir de la leche humana, 10% en la leche de vaca y sólo el 4% en las fórmulas comerciales).

Zinc: El Zinc presente en la leche materna tiene un índice de absorción mayor (45%), que el de las fórmulas (31%) y de la leche de vaca (28%). Siendo éste un factor importante, pues es conocido que los lactantes pueden desarrollar manifestaciones de deficiencia de zinc.

Selenio: Tiene concentraciones en la leche materna mayores que las que se aprecian en la leche de vaca.

Fluor: Se asocia con una disminución de los procesos de caries dental. Los niveles de flúor en la leche humana son menores (0.025 mg/1) que los encontrados en la leche de vaca (0.3 a 0.1 mg/1). Sin embargo, su absorción es mayor con la leche humana. La administración de flúor oral a la madre no logra incrementar estos niveles.

En estudios comparativos, el niño alimentado al seno tiene menos caries y una mejor salud dental.

Calcio/fósforo: La relación calcio/fósforo es de 2 a 1 en la leche humana, lo que favorece la absorción del primero (30 y 15 mg/100 mi de calcio y fósforo respectivamente).

  1. Leche de prematuro: Las madres de prematuros producen durante los primeros meses leche con un contenido mayor de sodio, proteínas, grasas, calorías y una concentración menor de lactosa.

La lactoferrina y la IgA son más abundantes en ella.

  1. Leche de pretérmino: no alcanza a cubrir los requerimientos de calcio, fósforo y ocasionalmente de proteína en recién nacidos de menos de 1.5 kg, por lo que estos nutrientes deben ser suplementados a través de una mezcla para prematuros que combine leche humana y fórmula para favorecer las condiciones de digestibilidad e inmunológicas de la leche humana.

 

Fuentes:

Crédito imagen: Grupo Gamma- https://www.grupogamma.com/lactancia-y-beneficios/ Honduras Pediátrica-VOL. XVI – No. 4,http://www.bvs.hn/RHP/pdf/pdf/Vol18-4pdf Dra. Fanny Sabillón – Dr. Benjamín Abdu FAO- Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura: https://www.fao.org/3/w0073s/w0073s0b.htm

Artículos destacados

error: Content is protected !!
es_ESES